Cómo comprobar el desgaste de nuestras zapatillas

¡Hola a tod@s los corredor@s!

Seguro que habéis observado que desgastáis las zapatillas en determinadas zonas, pero ¿es normal ese desgaste? ¿debes cambiarlas?

Las zapatillas tienen una vida útil en torno a los 700 Km (según gama), y que deberían cambiarse al superar este kilometraje. Pero,  ¿qué ocurre si no habéis anotado el kilometraje recorrido?

¿Cómo saber si están desgastadas y debéis cambiarlas o bien el desgaste es normal?

La suela de las zapatillas es la que sufre el mayor proceso de desgaste, al estar directamente en contacto con el suelo. En la carrera, el talón inicia su contacto con la parte externa. Por ello, es normal que los corredores desgastéis esa zona de la suela, si eso ocurre de manera moderada y va incrementándose con los kilómetros recorridos. En parte superior de la foto (derecha) podéis ver un desgaste normal de la suela, mientras que a la izquierda se ve  un desgaste excesivo, bien creado por un gran número de kilómetros recorridos o por una biomecánica alterada.

En la parte inferior de la foto  (derecha) vemos un desgaste normal de la suela en la zona del antepié. Al ser la zona de impulso del pie, esta zona está sometida a mucha abrasión y desgaste de los materiales, sobretodo si corréis por asfalto. Si observais zonas en las que haya desaparecido el color de los tacos (izquierda), significa que la suela está desgastada en exceso y se deben cambiar las zapatillas.

Por otro lado, el corte, o parte textil, de nuestras zapatillas de running también sufre un proceso de deformación. Las zapatillas deben tener un apoyo neutro (foto inferior-derecha), es decir estar centradas totalmente con respecto al plano del suelo. A medida que vamos corriendo con ellas, éstas se adaptan a nuestra forma y postura del pie y se deforman. Si esta deformación es excesiva (como en la izquierda de la foto debido a una pisada supinadora) seguir llevándolas puede ser perjudicial y acarrear lesiones (p. ej. esguinces de tobillo).

 Aquí os ofrecemos un par de consejos a tener en cuenta sobre el desgaste de las zapatillas:

  •  Utiliza una zapatilla adecuada para cada tipo de suelo en el que entrenes. Si acostumbras a entrenar por distintos tipos de firme, no debes usar la misma zapatilla, pues eso puede acelerar los desgastes y dañarte a la larga.
  •  Si tienes tus zapatillas en alguna situación de las de la izquierda de las fotos … cámbialas, ¡estarás invirtiendo en tu salud!

¡Salud y Kilómetros! 

 Sport

 

Escribir comentario

Comentarios: 0