Beneficios de correr

Todas las formas de actividad física son beneficiosas para su salud, así que ¿por qué elegir correr de entre otro tipo de ejercicio?

Lo puede hacer cualquiera. Correr es accesible. Prácticamente cualquiera puede ponerse unas zapatillas y convertirse en un corredor habitual, aunque puede que necesite empezar andando y aumentar la velocidad gradualmente.

Es práctico. Correr es barato y fácil. No necesita mucho equipamiento caro (tan sólo un par decente de zapatillas) y puede correr por cualquier lugar que sea seguro para caminar. También le permite aprovechar el tiempo porque puede empezar directamente sin necesidad de desplazarse a ningún lado antes.

Le mantiene en forma. Correr y otras formas de ejercicio cardiovascular son un modo magnífico de mejorar su forma física, porque aumentan la frecuencia cardíaca, proporcionan una sesión de entrenamiento efectiva al músculo del corazón y mejoran la circulación. Una mayor capacidad aeróbica hará que las actividades cotidianas como correr para coger un autobús o subir las escaleras le resulten más sencillas. También reducirá el riesgo de sufrir crisis cardíacas, angina, hipertensión y derrame cerebral.

Le ayuda a mantener la línea. Correr es una forma estupenda de mantenerse en forma. Una persona con un peso de 60 kg quema unas 300 calorías de media al correr durante media hora a una velocidad de 10 minutos por 1,5 km, empleando más energía que en muchas otras formas de ejercicio. Una vez empiece a correr regularmente, su composición corporal cambiará. Perderá grasa y desarrollará el tejido muscular.

Es bueno para los huesos. Correr, junto con otro ejercicio en el que cargue con el peso del cuerpo, ayuda a fortalecer los huesos. Correr es especialmente beneficioso para los adolescentes, cuyos huesos están todavía desarrollándose, pero también puede ayudar a ralentizar la pérdida natural de densidad ósea en los adultos que se produce con los años.

Es bueno para la mente. Correr puede ser bueno para la mente al igual que para el cuerpo. El ejercicio es muy beneficioso para la salud mental. Los corredores a veces hablan del "subidón de los corredores", un sentimiento de euforia, energía y armonía durante o después de correr. Independientemente de que se busque o no el "subidón de los corredores", está comprobado que hacer ejercicio mejora el humor y la autoestima, ayuda a dormir y libera estrés. Una única carrera a la hora de almorzar es suficiente para reducir los niveles de estrés.

Le da tiempo para desconectar. Muchos corredores perciben las salidas a correr como un momento para escapar de un estilo de vida frenético. El aire fresco, el paso rítmico y la respiración regular son relajantes y correr solo o con amigos puede darle un sentimiento de libertad y hacerle olvidar sus problemas.

¿Algo más? Si con eso no es suficiente, recuerde que correr es un medio de transporte gratis, sin atascos, atrasos de trenes o autobuses llenos.

¿Tiene algún inconveniente? Tal vez, si es la única forma de ejercicio que practica. Está comprobado que correr frecuentemente a lo largo de la vida puede aumentar el riesgo de dolores de cadera y posiblemente artritis, así que es importante que se plantee también alternativas a correr. Correr emplea principalmente los músculos de las piernas. Asegúrese de que hace algo de ejercicio con la parte superior del cuerpo como pesas libres para mantener un equilibrio de fuerza entre la parte superior e inferior del cuerpo. Los entrenamientos cruzados también pueden reforzar los músculos de las piernas y ayudarle a evitar lesiones como problemas de rodillas.

 

Tenga cuidado para no convertirse en un fanático de correr. Correr se puede convertir en una actividad obsesiva y, de hecho, algunas personas pueden llegar a centrarse demasiado en la distancia recorrida y en correr para mejorar la forma física. Para cosechar los beneficios para el cuerpo y la mente, practique este ejercicio en su justa medida y disfrútelo como parte de un estilo de vida completo y activo.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0