· 

Escuchar música cuando sales a correr hará que vayas más rápido y te canses menos: lo dice la ciencia

Correr es una actividad física que realmente puedes disfrutar si sabes cómo. Todo depende de cómo quieras enfocarlo, si como un pasatiempo, algo que tienes que hacer y ya está o un momento de tu día a día para aliviar y olvidarte del estrés del trabajo, familia, etc.

 

Una de las formas de mejorar tu atención y mantenerte en un estado de fluidez con la finalidad de disfrutar del deporte, es la música, y te vamos a explicar el porqué a continuación.

 

 

Cómo nos afecta el escuchar música

 

Cuando corremos, sobre todo al principio, hemos de concentrarnos y poner nuestra atención en la respiración, en la técnica, por donde pisamos, etc., y eso puede hacer que nos estresemos un poco.

Es como empezar a conducir; entre el embrague, el acelerador, las marchas... todo eso hace que nos pueda generar un pico de estrés porque son muchas cosas nuevas.

 

Cuando ya tenemos controlada la técnica, la respiración, etc., a algunas personas se les puede hacer un poco aburrido el hecho de salir a correr, pero la música nos puede ayudar a que no se haga tan pesado e incluso lo disfrutemos porque puede reconducir nuestra atención en lo que estamos escuchando y no tanto en lo que estamos haciendo (estado de flow).

 

Además, se ha observado que la música mejora el rendimiento en resistencia, sprint y otros modos de ejercicio de resistencia como la natación, la bicicleta, etc.

También se ha visto que la música puede actuar como ayuda ergogénica a través de varias alteraciones diferentes en la respuesta al ejercicio gracias a que reduce la percepción de fatiga y esfuerzo.

Por otro lado, ha mostrado que los aumentos en la excitación y la actividad neuronal al escuchar música permiten un mejor rendimiento en el ejercicio.

 

La sincronización de la música y el ejercicio puede mejorar la economía de carrera, la eficiencia y el rendimiento general. Se ha mostrado que escuchar música antes y durante el ejercicio aumenta la motivación y el esfuerzo, lo que conduce a mejores resultados de rendimiento.

 

También es posible que las mejoras en el rendimiento pueden estar mediadas por un mejor estado de ánimo, disfrute del ejercicio y mayores sentimientos de poder.

 

Se ha comentado que la música influye en el rendimiento del ejercicio a través de dos tipos de mecanismos:

  • Psicológicos: las respuestas psicológicas que influyen en el rendimiento del ejercicio pueden estar relacionadas con el bienestar, mejora cognitiva y emocional, que pueden afectar tanto al cumplimiento del ejercicio como a la capacidad de realizarlo. Por ejemplo, una menor tensión, síntomas depresivos, ira y mayor vigor se han asociado con un rendimiento atlético más exitoso.

 

  • Fisiológicos: mayor actividad neural y capacidad de emplear el oxígeno para producir energía.

 

 

 

Qué música es mejor cuando vayamos a correr

 

Con respecto a qué música hay que escoger, hay algunos estudios que muestran que va a depender del ritmo, el tempo de la canción, etc., y otros estudios han mostrado que depende de la preferencia de la persona.

 

Lo que sí se ha mostrado con mayor fuerza en cuanto a investigación es que la preferencia por la música tiene un gran impacto en los beneficios de la música al responder y realizar ejercicio.

 

Fuente: Vitonica